16 ago. 2016

LIBRO FÍSICO VS LIBRO ELECTRÓNICO




¡Hola! ¿Qué tal están? Desde hace algún tiempo he tenido ganas de actualizar esta sección y de tantas ideas que se me han venido a la mente he elegido el tema de libro en papel versus libro electrónico, en aras de compartir mi opinión personal y esperando leer la de ustedes. ¿Es mejor leer en físico o leer en digital? Espero que disfruten de esta pequeña discusión :D

Como buenos lectores que somos, tenemos claro que leer es beneficioso para muchas cosas independientemente de si leemos en papel o en un dispositivo electrónico, lo importante es que nos sirva la lectura y disfrutemos de hacerlo. Leo libros por gusto desde hace más de cuatro años, he probado distintos formatos de lectura tanto electrónica como física y tengo que decir que últimamente la lectura en papel es mi predilecta.

Hay algo exquisito en el olor de un libro, la textura de sus hojas al tacto y la sensación de que en sus páginas se camufla un mundo diferente al nuestro el cual, al sumergirnos en su contenido, nos transporta a través de un sinfín de aventuras; es cuestión de lo que se percibe cuando se palpa o acaricia un libro o al tenerlo como objeto, y es algo especial. Por otro lado, es sabido que en los últimos años el mundo digital ha sufrido un auge tremendo: las redes sociales son el más grande medio de comunicación y es inmensa la multitud de personas que hacen parte de este medio digital, donde todo gira en torno a los aparatos smart; por este motivo y con el objetivo de optimizar lo más que se pueda, para la versión no impresa de los libros se ha creado el lector de libros electrónicos o e-reader, que al ser poseedor de un sinfín de ventajas que mencionaré más adelante, es un excelente avance tecnológicamente hablando.

Hablemos de las cifras:

En la era de la tecnología la demanda de lector de libros electrónicos o e-books ha ido aumentando considerablemente: en enero de 2013, el 26% de los estadounidenses contaban con un lector de libros electrónicos, en el 2014 la cifra aumentó a un 32%; en el caso de las tablets que también pueden considerarse como lectores electrónicos, el mes de enero del 2013 arrojaba un 31% mientras que el del 2014 aumentó a un 42% (*). Hablando de la situación en Colombia y teniendo en cuenta que aquí es relativamente bajo el porcentaje de personas que leen activamente (durante el 2014, el 28,7 por ciento leyó un solo libro, el 23,4 por ciento leyó dos, el 16,6 leyó 3 y tan solo el 8,9 por ciento leyó 10 o más *), con la llegada de Amazon al país, la Cámara Colombiana del Libro afirmó que en el 2014 la demanda de libros electrónicos aumentó en un 112% y el 24% de los libros registrados fueron electrónicos (*).

La cuestión es: ¿a qué se debe tanto aumento en la demanda de e-books o e-readers? Esto podríamos considerarlo si analizamos las ventajas y desventajas de leer en físico o en digital:

Libros físicos: cinco de las principales ventajas y desventajas

Como dije al comienzo, la lectura en papel es mi preferida y hay muchísimas ventajas por las cuales tomé esa decisión: el hecho de tenerlo como objeto, tocarlo y olerlo es algo único y como lectores sabemos apreciar mucho, pasar de una página a otra y ver como el montón de páginas leídas a la izquierda va aumentando poco a poco hace que la lectura en físico, al igual que la sensación de saber que he acariciado todas y cada una de las páginas de un libro hace que leer en este formato sea más especial y una experiencia inalienable. Por otro lado, el proceso de selección de un libro a leer aunque a veces es estresante porque resulta difícil, puede ser también algo confortable: amo pasearme por una librería, descubrir nuevos títulos o autores que no están trillados en las redes sociales o en los blogs, elegir uno, comprarlo y quitarle el plástico...me encanta.

Y por último, me encanta el hecho de tener mi propia colección de libros: mis libros, aunque no son muchos, están organizados en leídos o no leídos y el verlos todos juntos, saber que he estado coleccionándolos desde hace varios años y me han acompañado en diferentes etapas de mi vida hace que tengan un valor incalculable. Esta es una ventaja que casi podría eclipsar las desventajas que podrían tener y las ventajas que pueda tener otro formato de lectura.

Y en cuanto a las desventajas de los libros en papel, también existen algunas y para mí, la principal es el elevado costo de cada libro y de hecho no entiendo por qué los libros son tan caros; que en un país el precio de un libro esté, en promedio, casi entre el 5% y el 10% del valor del salario mínimo legal...es algo bastante inadmisible, es como si los libros fueran un lujo para los ricos -.- y entristece bastante. Otra gran desventaja es el espacio dónde ponerlos, que a veces suele ser reducido, y acomodar varios cientos de libros puede ser bonito, pero a veces también resulta un dolor de cabeza;  además transportarlos es un incordio, pues por su peso y su tamaño resulta difícil meterlos en una maleta o bolsa de viaje.

Una desventaja de gastar dinero en libros en físico es que a veces tienen muchos errores de redacción, errores de ortografía y/o gramática que hacen que inmediatamente se le pierda la ganancia, por decirlo de esta forma. En los últimos tres meses he encontrado errores de redacción en dos libros diferentes y esto me molesta mucho, pues parece que la calidad de los libros que envían las editoriales es cada vez menor, pero el precio no deja de aumentar. Yo, como lectora, estoy dispuesta a pagar el precio que se le ponga aun libro, pero a cambio espero que como mínimo estén bien redactados.

Libros electrónicos: principales ventajas y desventajas

Una de las principales ventajas de leer en electrónico es que podemos modificar el tamaño de la letra y la luminosidad de la pantalla dependiendo de nuestros gustos o necesidades; con los libros electrónicos ya no es necesario tener la luz encendida hasta tarde cuando decidimos trasnochar leyendo un libro. Además el transportarlos es un lujo, podemos llevarlos hasta el la bolsa más pequeña sin un peso extra considerable y en mi caso ya no es necesario elegir entre mi comodidad (me gustan las bolsas pequeñas donde sólo me cabe el celular, la billetera y una que otra cosa más) o cargar el libro de turno.

Otra ventaja grandísima es que el precio es mucho más asequible, pues con lo que compro un libro en papel puedo conseguir tres o cuatro electrónicos. La disponibilidad es también una cuestión fundamental; desde hace varios años estoy detrás de un ejemplar físico de Arthur Golden - Memorias de una Geisha y no he podido conseguirlo en mi ciudad ni en librerías virtuales, y todavía sigo esperándolo...

Por último, pero no menos importante, está el consumo de papel. Sabemos que los recursos naturales a nivel mundial están disminuyendo poco a poco, es necesario reciclar y no podemos hacer oídos sordos a esto pues es un problema que nos afecta a todos. Al leer en electrónico dejaríamos de usar papel por completo y haríamos un grande favor al planeta.

En cuanto a las desventajas, la principal es que el lector electrónico podría dañarse o podríamos perderlo y ese sería un gran problema, pues es mucho menos costoso un libro en papel que un kindle o una tablet; podríamos quedar expuestos a ser víctima de robos o atracos al sacarlos en algún parque o lugar externo...bendita inseguridad :(. Además, si vamos en el transporte público y estamos leyendo la parte clímax del libro o algo muy emocionante y se nos acaba la batería....Y por último, al leer en electrónico se pierde completamente esa relación única entre un lector y su libro, donde contacto y disfrutar del olor contribuyen a una experiencia como ninguna otra.

Entonces, ¿leer en papel o leer en electrónico?

Es algo sobre gustos y todos somos diferentes. Personalmente he pasado un buen tiempo pensando en la respuesta a esta pregunta. En el buen rato que me ocupé en hacer esta "corta" entrada refuerzo mi decisión de que definitivamente sigo prefiriendo la lectura en físico. Es que el hecho de leer un libro no sólo se trata de interpretar un texto sino también de vivir una experiencia donde elementos como el pasar las hojas, percibir su textura y olor la hacen mucho más profunda, memorable y especial, y por ende estas son cosas que se pierden al cambiar el formato de lectura. No tengo nada en contra de leer en electrónico, suelo leer en este formato a menudo porque es muy práctico, puedo leer un libro electrónico en la mitad del tiempo que leería uno en físico del mismo tamaño, pero desde hace algún tiempo me he dado cuenta de que es más probable que tiempo después de leer un libro electrónico olvide de qué se trataba o no logre recordar lo básico sobre él.

No puedo decir que uno sea mejor que otro, pues es algo muy particular y por eso me gustaría leer la opinión que tienen ustedes sobre el tema. Me gustaría saber si comparten mi opinión o difieren en algo con lo que digo.

¿Les ha gustado el artículo?
Nos leemos, un abrazo gigante.
Jisela




6 comentarios

  1. ¡Hola Jise!
    Esta es la pregunta del millón dentro de la comunidad lectora haha, respecto a lo que has dicho, yo también he estado en busca de un ejemplar en físico de Memorias de una Geisha pero es casi imposible conseguirlo :( y ya en cuanto a la pregunta de cuál es mejor, yo también prefiero el libro en físico por la experiencia, es más fácil para mi para leer y una vez escuché que te permite una mayor concentración en la lectura por lo que no posee luz, no sé que tan cierto será eso, aunque definitivamente considero que necesitamos una mejor manera de tener libros en físico sin afectar tanto al planeta porque es un factor muy grande.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenas!
    Vaya, vaya, este es sin duda EL debate :]

    Yo, personalmente, me decanto por lo digital y creo que cuando mejoren la tecnología de los ereaders, me pasaré 100% a ese formato (hay cosas que aún no me gustan: ciertos libros de referencia no me son cómodos por mucho que se pueda "marcar" el ebook, por ejemplo, la falta de color o el tamaño reducido no le va bien a ciertos libros...).

    Me parece que los libros físicos tienen pocas ventajas reales respecto a los digitales, es más romanticismo que otra cosa (y esto no lo digo con desdén, me incluyo entre los huele-libros y mira-páginas como la que más XD). Las únicas ventajas que les veo son la batería, que por mucho que le dure al ereader, ahí está y el formato que, como digo, no me parece que aún esté perfeccionado en el caso de muchos libros.

    En el resto de puntos, no le veo más que ventajas (¡me encanta poder leer con una sola mano! Se acabó hacer malabarismos para comer mientras lees {- esto para mí es súper importante XD), aunque es cierto que pese a que puedas amortizarlo a la larga porque los ebooks son, por lo general, más baratos que los libros físicos (y eso sin contar con las opciones gratuitas (legales e ilegales...)), es un desembolso a considerar y si te lo roban, se te estropea, pierde y demás, supone otro desembolso... Por otro lado, es mejor en cuestión de economizar papel, pero a cambio tenemos todos los cachivaches tecnológicos que lleva dentro... Supongo que es un cambio favorable, pero no estoy del todo enterada como para asegurarlo.

    En mi caso, como digo, me quedo con el formato digital, con excepciones. Me gusta muchísimo la papelería y en cuestión de agendas, listas y demás siempre elijo el papel sobre las opciones quizá más eficientes (eso dicen...) que existen en versión digital, pero para leer, curiosamente, esto no me pasa. Para mí, lo único importante es la historia, el resto es pura estética o como digo, romanticismo (repito, para mí); eso sí, siento curiosidad por esas afirmaciones sobre que no memorizamos o asimilamos igual las cosas leyéndolas en papel o en digital (hace un tiempo lo mencionaron en un programa que veía y me pareció interesante, aunque no sé si cierto).

    Ya para acabar, diré que en mi caso también influye mucho el hecho de que esa gran ventaja que a menudo se menciona, el factor "colección", verlos, tocarlos, etc. para mí es un punto en contra. No me gusta acumular cosas, es raro que relea y lo único que veo son papeles cogiendo polvo, con posibilidad de estropearse y provocándome más angustia que alegría. No me merece la pena. Pero ahora que digo esto, he pensado otra ventaja: los libros físicos los puedes regalar, intercambiar, donar, vender... Es un punto que no está nada mal.

    Al final, como bien dices, para gustos, los colores :]

    Notarás que me interesa el tema por este tocho que te dejo... perdón Uu


    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que si tiene muchos más beneficios leer en ebook, pero no puedo separarme del libro fisico, me gusta demasiado tocar el papel y sentir el peso del libro, en fin, qué se le va a hacer.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Yo siempre preferiré los libros en formato físico, porque para mí, no hay nada como palpar las páginas de un libro, ponerle post-its, entrar a una librería y tomar cada uno y ojearlo, detallar su edición, etc. Sin embargo he de admitir las ventajas del libro digital en cuenta a costo, espacio y ecología.
    Me gustó mucho la entrada y el tema que escogiste es súper interesante para platicar un rato.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Hola, pues ambos formatos son tienen sus pros y contras... admito que consumo muchos en formato digital y mas que nada es por la fácil accesibilidad que hay. Un tiempo decidí que leería en papel y nada mas en papel mas en mi país hay muy pocas librerías y las novedades son siempre las mismas así que sentí me perdía de algo... y pos tengo un montón de libro en físico que aun no leo pero mas larga es la lista de libros en formato digital. Buen ´post. Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, hola!

    Primero que otra cosa una disculpa por dejar de pasarme por tu blog, pero últimamente la vida no me da para nada u.u

    El tema que escogiste para debatir me encanta, de hecho me lo has ganado, he tardado mucho en publicarlo jajaja, pero estoy desviándome... Mi postura podría decirse que es neutral, tengo muchas razones para amar y preferir los libros físicos, la mayoría sentimentales, pero tengo muchas otras también para no menospreciar los digitales, la mayoría económicas, aunque ambos formatos tienen su trampa... o por lo menos para mi.

    Los libros físicos, si eres "coleccionista" y perfeccionista/maníaca como yo, te quiebras la cabeza y gastas tanto dinero como tiempo tratando de cuidar tus libros, que si les da el Sol y las hojas están haciéndose amarillas, que si el polvo, que si el ph y aceites de las manos manchan y desgastan las portadas y las hojas, que las esquinas y lomos siempre son frágiles, que el pegamento de los postits mancha las hojas, que los libros de portadas duras nunca deben ir verticales porque dañas la cubierta y el lomo y ya ni siquiera mencionemos los fallos tanto de edición como de maquetación del libro.

    Los libros digitales, mi principal problema es la la pantalla del Ereader, por mucho que se regule y exista el modo "nocturno" lastima la vista, el costo por Ereader es bastante alto, si hay más accesibilidad a diversos títulos, pero su mayoría en inglés y todos lo que no saben el idioma de tienen que aguantar a que salga en español y comprarlo mucho después o resignarse a no leerlo nunca porque muchos títulos ni siquiera se traducen a otro idioma, el "marcar" ciertas partes del libro también me molesta porque al cambiar el tamaño de la fuente me ha pasado que se mueve esa "marca" y me frustro horrible.

    En cuestión de economía creo que termina siendo igual, como mencionas, de entrada un Ereader cuesta más que un libro y si este se cae, se estropea o lo que sea, tienes que gastar "lo que ahorraste" al comprar los libros digitales, y con lo físicos gastas relativamente lo mismo... Ay y todavía me quedan cosas por decir, pero esto se va a hacer inmenso :c

    Besos ♥

    ResponderEliminar

ARRIBA
2014-2016 © JISELA RIASCOS VER POLÍTICAS DE USO Y PRIVACIDAD