— blog literario —

IT'S ABOUT: ¿POR QUÉ NO SUELO LEER LITERATURA JUVENIL?

abril 27, 2016


It's about es una sección que he decidido añadir el blog para cuando prepare posts como este; en esta sección trataré temas de debate, artículos, opiniones y cosas semejantes. En el día de hoy comenzaré hablándoles sobre la experiencia (que es escasa, de hecho) que he tenido en cuanto libros juveniles en los casi cuatro años que llevo leyendo activamente. Lo que encontrarán más adelante es solamente mi opinión y seré totalmente subjetiva con lo que diga; no tengo intención alguna de insultar un libro o un autor o al género en cuestión; si tal vez soy muy dura, por favor excúsenme. Voy comenzando...

Si definimos Literatura Juvenil encontramos que es la dirigida al público joven-adolescente, la cual con un vocabulario fácil y una lectura rápida tiene como objetivo formar el hábito de leer y divertir; además se centra en la búsqueda de identidad del protagonista, a la vez que la identificación del lector con él. Basándome en esta definición mencionaré cuatro libros-sagas que leí en el pasado y que sin darme cuenta hicieron que me alejara de la juvenil y que nombraré más abajo. Claramente, también he leído libros juveniles que me han gustado mucho: Bajo la misma estrella, Un monstruo viene a verme (que no cuenta porque es más infantil, creo yo), No me Olvides... Esos son libros buenos, pues cumplen perfectamente con el objetivo que tiene un libro al ser juvenil y van todavía más allá.



Hush Hush: Cuando leí esta saga creí que me gustó, pero jamás pude simpatizar con Nora porque es bastante mema, no tiene sentido de auto-preservación y es demasiado dependiente.
Que Nunca Amanezca: No sé si hayan oído hablar de este libro, es de vampiros y a diferencia de Hush Hush me di cuenta de inmediato de que es una mala novela. Trata de Violet, una chica a quien que secuestran, encierran, ponen a pasar hambre y encima Kaspar, el protagonista, la viola. La muy tonta se enamora de él, uno de sus secuestradores, quien obviamente la trata mal; tiene sólo diecisiete años pero por supuesto, termina casándose con él, si mal no recuerdo.
Hijas de la Noche: Ya he hablado sobre este libro en el blog, pero resumiendo es una historia absurda y sin sentido. Es una historia plana, sin ningún objetivo y totalmente ambigua. Trata de unas niñas (entre 15 y 17 años, si mal no recuerdo) con poderes sobrenaturales que juegan a ser detectives.
El Club de los Corazones Solitarios: Leí este libro como parte de un tour literario en mi país y en su momento me avergonzaba ser sincera con los que lo leyeron y le gustaron y decir que no me gustó para nada básicamente porque se me hace demasiado ridículo eso del club de corazones solitarios, como si estar solteras o no salir con chicos fuera algo tan sorprendente. Es una buena lectura pero no me sentí cómoda y no logré encajar con ella.
Maravilloso Desastre: También leí este libro y desde el comienzo no me agradó. Maddox es demasiado violento, obsesivo, machista y no concibo la idea de que a muchos les atraiga este personaje precisamente por eso; Abby, por su parte, es demasiado incoherente. Muchos tópicos y mucho drama innecesario.

Pues bien, en esto se resume mi experiencia con este género, y no voy a generalizar porque sé que aparte de los que nombré hay libros juveniles que resultan siendo geniales, pero dados mis antecedentes hay varias razones por las que paso de tal género en su mayoría, las cuales explicaré a continuación.


1. LOS PERSONAJES Como dije antes, este género está dirigido a un público joven por lo tanto generalmente sus personajes o protagonistas son en la mayoría adolescentes, o menores de 20 años; obviamente no tienen que ser los personajes más estables emocionalmente, pero hay un límite para ello, en mi opinión, y me da la impresión de que en algunos libros de este género los escritores exceden un poco tal límite, creando personajes que actúan de forma demasiado chocante. Nora, Abby y Violet son personajes demasiado inadmisibles para mí. Sé que no en todos los libros juveniles voy a conseguir a una Violet que me desespere o a una Nora que me estrese, pero la sola probabilidad hace que ni se me pase por la cabeza leer uno juvenil.

2. LOS TÓPICOS: Tengo la impresión, más por intuición que por experiencia, que muchos escritores están creando novelas que sean lo que muchos de jóvenes que leen este género quieren para sí: (1) Chicos malotes y demasiado sexys para pasar desapercibidos; (2) chicas buenas con cuerpos perfectos que terminan siendo corrompidas por el irresistible machote. (3) Generalmente no tienen más de 20 años pero terminan jurándose amor eterno, si no casándose. (4) Y por supuesto, jamás puede faltar el otro chico perfecto que hace poner a la chica en tela de juicio su amor por el primero, obviamente termina siendo el amigo pero lo ponen para hacer más emocionante la cosa. Tengo que decir que aborrezco totalmente estos tópicos: el primero y segundo los aguanto, pero los otros dos me repelen como dos cargas de la misma naturaleza... y es que si me pongo a buscar cien libros juveniles, estoy segura de que al menos setenta de los cien tiene alguno de los elementos que puse antes. La literatura actual no goza de mucha originalidad, lastimosamente.

3. ARGUMENTOS DISTÓPICOS/PARANORMALES: Me siento un poco fuera del lugar al hablar sobre la distopía dado que no tengo experiencia en el área, pero precisamente la razón por la que no los he leído es porque no podría agradarme o congeniar con un libro donde la protagonista,(siempre es la chica, claro), quien no ha terminado de salir de su adolescencia y ha vivido toda su vida protegida por su familia, y obvio, no ha visto nada extraño en su vida, de un momento a otro se encuentra con que tiene que salvar el mundo de una destrucción masiva o resulta siendo la predestinada para algún tipo de revolución sobrehumana o sacrificio paranormal en el que planean adueñarse del mundo o algo similar. Esto definitivamente puede conmigo. Lo siento por los que le gusta esta temática, pero a mí me parece bastante descabellado.

4. LAS MODAS: Otra razón por la que no leo juvenil: los libros de moda son juveniles y están en todas partes, literalmente; no sé cuál es el comienzo de esa popularidad o quién lo recomienda por primera vez y hace que sea famoso, pero me hastía totalmente verlos tanto porque se hace pesado. Está claro que el que un libro sea o no popular no influye en si es bueno o no, pero sí hace que pierda interés para mí y me di cuenta de esto cuando, al comenzar a leer y mientras comencé en este mundo de los blogs quería sentir que hacía parte de ese grupo que había leído sagas como Los Juegos del Hambre, Divergente, Cazadores de Sombras, etc., quería también conocer todos esos términos y personajes...en fin, quería conocer ese mundo de la literatura juvenil, pero pronto me di cuenta de que no es lo mío y de que prefiero no únicamente los libros no tan populares sino los libros que sean excelentes pero normales, sin tanto detalle, que no arman tanto jaleo por su existencia pero que dejan una impresión en el lector.


En conclusión...

Personajes absurdos, tópicos hasta decir no más, argumentos un tanto fuera del lugar y popularidad, mucha popularidad son las razones que me alejan de la juvenil. No todos los libros juveniles son malos y no todos los elementos que he mencionado en este post se encuentran solamente en libros juveniles, pero estos motivos influyen mucho en el hecho de que no me interese este género. Tengo intención de leer juvenil con la esperanza de encontrar algo que cambie un poco esto y planeo comenzar pronto, pero si el libro que elija tiene alguna de esas características es muy probable que me desagrade. No sé si estoy siendo demasiado exigente con el género pero no puedo evitarlo.

¿Qué opinan de esto? ¿Están de acuerdo conmigo? Los leo. Feliz día 




11 comentarios

  1. A mí tampoco me gusta la literatura juvenil y es muy poco lo que he leído y como tú dices, hay tan poca originalidad, además todo es muy predecible, lees la sinopsis y ya sabes cómo va a terminar.

    Además, a mí me gustan muchas cosas que estos libros no tocan por nada del mundo y ya sé que en general, si los leo no me van a llenar, así que los evito. Otra cosa es que esos libros siemore me parecen demasiado caros para lo que son y con lo que uno cuesta yo puedo comprarme 2 libros que seguro me van a gustar.

    ResponderEliminar
  2. yo leo juvenil pero no es lo mayoritario que leo :) hay cositas muy buenas como autores desocnocidos que he descubierto y soy soy fan más incondicional ^^

    no se que recomendarte porque de los que te digo los leo en inglés como a A.S.King, Libba Bray y a Shaun David Hutchison!

    ResponderEliminar
  3. Genial ya me has destripado el final. .

    ResponderEliminar
  4. Yo leo este tipo de literatura y algunos libros me gustan pero la mayoría terminan decepcionandome, sobre todo por los tópicos. Besos

    ResponderEliminar
  5. Bueno, ya sabes que yo sí leo mucho juvenil y en general pienso que te ha tocado de lo peor entre lo que no es muy original. De los que mencionas, sólo he leído dos: Hush Hush y El Club de los Corazones Solitarios. Si bien es cierto que el segundo lo leí cuando era más joven, llegó en un momento en mi vida en el que estaba viviendo algo similar (no, nadie me engaño pero si sentía que me había vuelto un poco dependiente xD) y me sirvió para darme cuenta de que lo estaba haciendo mal, así que mi experiencia fue muy diferente. No obstante, admito que Penny exagera un poco con todo lo de Ryan jajajaja.

    Con Hush Hush si coincido contigo. No tienes idea de las veces que quise azotar a Nora y es que me molestaba que no tuviera sentido de la auto-preservación desde el principio. Sólo hay que recordar que cuando se conocen y les marcan la dichosa tarea, lo primero que hace es salirlo a buscar en plena noche a un lugar de mala muerte sin pensar en su mamá. NOT. Ni hablemos de Vee que es otra que como mejor amiga no está mucho mejor, así que en lo respectivo a este, completamente de acuerdo. El otro que conozco es Maravilloso Desastre y no lo he leído precisamente por eso, sé que no me va a gustar y que voy a terminar molesta, así que mejor lo hago a un lado.

    ¿A qué voy con todo esto? Que si bien es cierto que es género bastante predecible, todavía hay buenos libros por ahí y estoy segura que ya te tocará encontrar uno que te convenza :)

    Te mando un beso enorme, Jisela♥

    ResponderEliminar
  6. Yo inicié leyendo literatura juvenil y aún la leo aunque he encontrado nuevos libros, nuevos autores, nuevos géneros, entiendo perfectamente a lo que te refieres no puedo decir que los comparto porque a veces son esas cositas cliché las que me gustan para pasar de lecturas, pero espero que te animes a leer otro libro de este género para ver cómo te va.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Es cierto que lo tópicos es algo de lo más molesto y de lo más común que te puedes encontrar en la literatura juvenil, pero a mi me ha tocado que incluso esos tópicos en algunos libros que he leído tienen un toque diferente y original que es muy bueno. De los libros que mencionaste solo he leído El club de los corazones solitarios (ese si tengo que admitir que no me gustó) y Hush Hush que no me pareció ni fu ni fa, aunque esa indiferencia cambió con el segundo libro de la saga porque este a pesar de que la lectura me pareció rápida no pude evitar sentir que la historia cayo más abajo de lo que ya estaba.
    Me encantó el post, muchos saludos ;D

    ResponderEliminar
  8. Algo parecido me sucede a mí también.
    Aunque suelo dejarme llevar por mi propio instinto en cuanto a este tipo de libros, he corrido el riesgo de permitir que la influencia de otros me anime, y el resultado: catástrofe. No puedo. He leído libros malísimos con ganas, y aún hoy me pregunto cómo fue posible que gastara mi dinero en ellos.
    También los hay que me han gustado bastante, eso sí, y si me atreviera a recomendarte uno, creo que sería "Y por eso rompimos", de Daniel Handler. Es un libro un tanto original, o a mí me lo parece. No he leído nada parecido.

    Saludos :).

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que si algún día tenía pensado hacer una entrada sobre este tema ya no necesitaré hacerla, bastará con enlazar esta entrada en mi blog y listo. ¿Segura que no lees mentes? Porque es que son las razones exactas por las que yo evito este tipo de libros.

    Respeto a la gente que sí logra disfrutarlos plenamente, pero yo no puedo. La verdad es que yo creo que cuando mucha gente dice que este tipo de libros no sirve, en realidad se refiere a esto. Sólo que claro, hay una diferencia entre saber expresarse y no saber hacerlo.

    Gran entrada, me encantó y hasta me asusté un poquito(? xD Saludos, nos leemos :D

    ResponderEliminar
  10. ¡Buenas!
    Me llamó la atención el título de esta entrada porque yo tampoco leo mucha literatura juvenil que digamos. No fue hasta que me metí en Blogger que comencé a hacer la distinción, por cierto (¡y todavía me cuesta!); supongo que siempre supe que no era lo mismo "Crepúsculo" que "Drácula", pero todavía me cuesta muuucho considerar "literatura juvenil" como parece hacerlo otra gente, como si fuese un género. Creo que es un poco injusto para con esta literatura porque se ha quedado en los amoríos adolescentes, que quizá abunden, pero creo yo que pueden haber libros juveniles que no vayan de eso... [Decidme-alguno-por-Dios XD] Nunca he sido de juvenil, salto de infantil a adulto directamente y las razones...

    Pues no las sé. O sea, sé que lo que veo no me llama, pero si voy a tus razones, creo que se podrían encontrar las mismas en otros "géneros" (o para otras edades, digámoslo así):

    1) lo de los personajes mal hechos (porque evolucionar está bien, pero los personajes que cambian de personalidad según le conviene al autor, simplemente están mal construídos...) está por todas partes y el típico prota salva-mundos aparece muchísimo en la literatura infantil e incluso en la adulta, pero quizá por el enfoque no chirría tanto (aunque a mí me chirría, no me suelen parecer casos tan sangrantes como la típica chica de instituto con malote paranormal).

    2) en cuanto a los argumentos distópicos/paranormales... no tengo nada en su contra. Leo mucho terror y me gustan mucho las distopías, aunque para mí una distopía es "Fahrenheit 451", "1984" o "Un mundo feliz"... precisamente porque me parece absurdo que alguien pase toda su vida en un mundo completamente opresor y que de repente: PAM, haya fallos a tutiplén en el sistema para conveniencia de los protas. Que una cosa es un error para que haya trama y otra una serie de errores de los de "¿pero cómo ha podido esta gente gobernar si son más tontos que un zapato?"; que alguna historia así me ha gustado, ¿eh? Pero es que todas me suenan a lo mismo ya.

    En cuanto a los tópicos y las modas, creo que, como bien dices, parecen más abundantes en la literatura juvenil precisamente porque ésta abunda mucho. Por mi parte, ni ahora ni cuando era adolescente me ha gustado la literatura juvenil en general; hay excepciones, claro, pero me resulta difícil sentirme identificada o interesarme por sus tramas y personajes y creo que eso es lo peor junto con la cantidad ingente de """romance""" (en serio...) que se me atraganta.

    Tenemos que hacer un banner para bloggeros marginados que no saben nada de literatura juvenil ; u ; XD Por cierto, me encanta esta sección ♥

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: creo que aparte de los personajes, que no me gustan nada, el romance es la clave. Las historias paranormales/distópicas de las que hablas son las peores; en general me da la sensación de que en la literatura juvenil (generalizando, recordemos) todo es una excusa para que Fulanito y Zutanita se enamoren. Blegh.

      Y como vuelva a leer otra sinopsis rollo "Cassandra/Selene/Otro-nombre-así-guay es una chica normal que un día conoce a..." me tiro por la ventana. Que vivo a un metro del suelo, pero aún así.

      Eliminar

ARRIBA
2014-2016 © JISELA RIASCOS VER POLÍTICAS DE USO Y PRIVACIDAD